Páginas

sábado, 2 de marzo de 2013

Leyenda del niño de la Catedral de Jaén




Cuentan nuestros paisanos, que en entre las naves del monumento mas importante de nuestra provincia, la Catedral, habita el espectro de un niño de unos 10 o 12 años que deambula por el templo. Se dice que muchos son los que lo han visto, hasta se comenta que el anterior obispo de la diócesis D. Santiago García Aracil, fue testigo de esta presencia.

La verdad no se si esto es verdad o simplemente una historia para alejar a los amigos de lo ajeno y disuadirlos de estar en el templo cuando esta cerrado. Pero lo que si es cierto es que la historia circula desde antaño por la ciudad.

Se cuenta que en una Semana Santa alrededor de 1950, un niño que estaba subido a una estructura esperando ver salir a Nuestro Padre Jesús, resbalo cayendo al suelo, falleciendo a consecuencia del golpe.

Dicen que cuando queda muy poquita gente y hacia la hora del cierre del templo, que coincide con el caer de la noche, se suele oír el llanto de un niño repetidas veces, que siempre parte de la zona del coro, notando  las personas a su alrededor una ráfaga de viento gélido que hace erizarse la piel. En ese momento se ve la silueta de un niño correteando por las grandes naves del templo, en dirección hacia la sacristía. Este niño viste con unos pantalones cortos con tirantes y una camisa blanca. 

Parece que tiene predilección por la imagen de la Virgen de las Angustias, ya que cuentan que cuando esta imagen esta en su trono para su desfile procesional de Semana Santa, varios han sido testigos y no en pocas ocasiones, de como un niño levanta los faldones del paso y se mete debajo de este, cuando las personas que estando cerca y han tenido esta visión se asoman debajo del paso para reprender al niño, se han encontrado que no había nadie debajo de este.

También se cuenta que el sacristán de la Catedral, a la hora del cierre y haciendo su ronda para asegurarse que no hay nadie en el templo, ha visto a este niño corriendo hacia la sacristía  cuando este hombre ha ido hacia allí para advertir del cierre al niño que correteaba por esa zona, se ha encontrado con dicha estancia vacía.


6 comentarios:

  1. Muchas gracias, amigo, por poner en valor las cosas de Jaén...

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4/3/13 19:36

    Preciosa y triste historia.

    ResponderEliminar
  3. esto me asusta un poco ya que yo vivo en andalucia pero la verdad es que es una gran publicación

    ResponderEliminar
  4. Anónimo8/4/14 23:28

    Bueno,yo soy una de las personas que he sido testigo de él,un niño travieso,en ese momento no eres consciente de lo que esta pasando,solo luego te das cuenta de lo que has visto,no es solo un momento,él estuvo cerca de mi ,como llamando mi atención durante el tiempo que estuve paseando por la catedral.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo8/4/14 23:37

    Yo he tenido la ocasión de ver a este niño,lo vi nada más entrar en la catedral,yo mirando el cuadro de las tijeras y él ya intentando llamar la atención ,haciendo cosas para que tu le llames la atención,yo esperando ver con quien va el niño,preocupada por verlo solo,porque en esos momentos no eres consciente de lo que estás viendo.despues de saberlo no he podido volver a entrar y de eso ya han pasado once años.

    ResponderEliminar